miércoles, 6 de abril de 2016

La formación del carbón.

Reconstrucción de los bosques de Barruelo hace 300 millones de años
Reconstrucción de los bosques de Barruelo hace 300 millones de años

Hace 300 millones de años, Barruelo se encontraba en la zona paleoecuatorial del planeta, en una zona pantanosa prácticamente a nivel del mar, con un clima cálido y húmedo donde se desarrollaron grandes extensiones de bosques. La vegetación que formaba esos bosques no se parece en nada  a la que podemos 
observar hoy en día en lugares con las mismas condiciones ambientales. Estaba compuesta  por:  Licópsidas, Equisetales, Cordaitales, Pterópsidas y Pteridospermopsidas.

Impresión de parte  de una rama de una  Licopsida   Diaphorodendron bretonense
Impresión   de un tallo una Equisetal   Asterophyllites sp.
Las Licópsidas  eran árboles con muy poca madera y mucha corteza, lo cual hacia que tuvieran un  rápido crecimiento (hasta 20 metros de altura). Existían varios tipos(Sigillaria ,Lepidodendron, etc), que distinguimos por la forma de las cicatrices que dejaban sus hojas al caer.


Impresión   de un tallo una Equisetal   Asterophyllites sp.
Impresión de parte  de una rama de una  Licopsida   Diaphorodendron bretonense

Los Equisetales, (Calamites), eran plantas arborescentes que ocupaban el lugar más próximo a la lámina de  agua, de varios metros de altura . Hoy en día existen especies parecidas, pero mucho más pequeñas. Son los equisetos o colas de caballo.

Los Cordaitales eran árboles con bastante madera, troncos gruesos leñosos y hojas de hasta un metro de longitud. Eran afines a las coníferas aunque menos evolucionadas y ocupaban tanto  los ambientes  pantanosos  cómo  otros menos húmedos.


 Impresión   de  pinnas de un Helecho   Pecopteris camertonensis

Impresión   de  pinnas de un Helecho   Pecopteris camertonensis

Las Pterópsidas. (Helechos) Existían ya numerosas especies tanto arbóreas como de porte bajo que formaban el sotobosque.

Las Pteridospermopsidas tenían el aspecto de frondes de  helechos pero se reproducían por semillas primitivas. Constituían el sotobosque y algunas especies eran trepadoras.

En las Cuencas donde se desarrollan estos bosques, formados en una costa plana del litoral marino, se  depositan arenas y limos, donde se instala un suelo de vegetación, desarrollándose con el tiempo el bosque hullero. La  entrada del mar, debido a un  hundimiento general de la Cuenca, lleva a la destrucción completa del bosque.
Este proceso se desarrolla de una manera cíclica, lo que da lugar a que se formen varias capas de carbón.
Debido a un aumento de presión y temperatura y unido a la acción de bacterias hará  que la  acumulación de materia vegetal aumente su contenido en carbono y  se transforme finalmente en carbón.
Dependiendo de estas condiciones, se forman los diferentes tipos de carbón.

Si quieres saber más sobre la formación del carbón o los restos fósiles que encontramos hoy en día, no dudes en acercarte a visitarnos al Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.

Óliver del Nozal