miércoles, 19 de julio de 2017

¿Cómo funciona un martillo neumático?

Compresor worthington pozo julia (foto de archivo histórico minero)
Compresor worthington Pozo Julia, en Fabero (foto de archivo histórico minero)

El ingenio del hombre no tiene límites y a medida que se han creado necesidades, se han buscado soluciones. La creciente demanda de minerales hizo que se investigara en la forma de mecanizar las minas para incrementar la producción y reducir los costes. Hasta la llegada del aire comprimido a las minas, el trabajo era mucho más duro y menos productivo. Con la pica de mano, el minero tenía que hacer un gran esfuerzo físico para arrancar el carbón, a pesar de que el peso era mucho menor que el del martillo neumático. Más o menos, con la pica de mano se extrae un 40% de lo que se saca con un martillo neumático, por lo que la inversión merece la pena. 
Ya os hemos hablado de por qué no se podían utilizar herramientas eléctricas en las minas de carbón de Barruelo, pero si quieres recordarlo, pincha aquí.

El primer martillo neumático lo construyó en 1848 Jonathan J. Couch, en Estados Unidos. En Europa, el primero se patentó en 1855, aunque tardarían bastantes años en empezar a utilizarse en minas de carbón de interior. 
Hemos encontrado una foto de la construcción del Calero, que data de 1911/1912 en la que se ve un martillo neumático utilizado para profundizar el pozo.


construcción del pozo Calero (1911/1912). El hombre con camisa blanca tiene un martillo neumático
Construcción del pozo Calero (1911/1912). El hombre con camisa blanca tiene un martillo neumático

Pero ¿cómo funciona un martillo neumático? La palabra neumático proviene del latín pneumaticus y este del griego pneuma, que significa "aire". Esto nos da a entender que el funcionamiento de estos martillos es a través del aire, en concreto del aire comprimido.
El aire, como todos los gases, se puede comprimir. Sus moléculas tienden a ocupar todo el espacio disponible dejando mucho "hueco" entre las ellas y la compresión consiste en "juntar" esas moléculas, aumentando su presión para que ocupen un menor espacio. De esto se encarga el compresor, una máquina que tiene un motor que mueve un pistón que comprime el aire para almacenarlo en un calderín. 
Para que el aire comprimido llegue con suficiente presión a todas las partes de la mina, estos compresores deben de ser gigantescos, ya que debe recorrer kilómetros de tubería por el interior de las galerías.


Funcionamiento interno de un martillo neumático
Funcionamiento interno de un martillo neumático
Ya tenemos el aire comprimido en la manguera que va conectada a nuestro martillo, ya sea de picador o de barrenar, y cuando accionamos el gatillo, el aire a presión entra en el cilindro. Dentro del mismo se encuentra el pistón, que se mueve a gran velocidad y golpea la punterola o barrena. Existe una válvula de retorno por la que pasa el aire y hace que el pistón regrese a su posición inicial. Este golpeteo se puede producir hasta 2.000 veces por minuto, lo que junto al peso elevado de la herramienta, hace el trabajo mucho más sencillo.

Como hemos visto, el martillo neumático trajo grandes ventajas, pero muchas veces olvidamos las consecuencias negativas que afectaron a los mineros tras su utilización. Los niveles de polvo se dispararon comparado con la utilización de las picas y barrenas de mano y son por todos conocidas las nefastas consecuencias de la silicosis en la salud de los mineros.

Ahora ya sabes cómo funciona un martillo neumático y si quieres saber más sobre este, o cualquier otro tema relacionado con el carbón, puedes venir a visitarnos al Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán. ¡Te estamos esperando!

Óliver del Nozal