miércoles, 12 de octubre de 2016

Funcionamiento del lavadero de carbón de Barruelo.

Lavadero de carbón de Barruelo de Santullán
Lavadero de carbón de Barruelo de Santullán

Uno de los procesos más importantes en la extracción de carbón es el del lavado. Poder separar de forma eficaz el carbón del escombro, e incluso el carbón por diferentes tamaños es lo que hace que una explotación obtenga rentabilidad.
Es un proceso muy complejo de explicar, sobretodo si no tenemos delante las instalaciones y máquinas que lo hacen funcionar, pero vamos a intentar sintetizarlo para que al menos, podamos tener una idea aproximada de las técnicas utilizadas.

Cuando se pica el carbón en la mina y cae en los vagones, también caen rocas, madera, etc. Todo eso hay que eliminarlo para que nos quede sólo el carbón y es muy importante tenerlo separado por tamaños, ya que no todo se usa para lo mismo. Podemos dividir el carbón en varios tamaños y ordenados de menor a mayor, son: fino, menudo, grancilla, granza, galletilla y galleta. Normalmente, cuanto más grande, mayor es el precio, pero en Barruelo, como todo se utilizaba para fabricar briquetas, se molía. En los últimos años de funcionamiento del lavadero, principalmente se relavaba escombrera para aprovechar el carbón que se escapaba en los ineficientes procesos de lavado antiguos. Este mineral se enviaba a la central térmica de Velilla del Río Carrión, donde se quemaban los finos y los menudos.


Criba todo en uno donde descargan los camiones.
Criba "todo en uno" donde descargan los camiones.

Al llegar al lavadero, se descarga el carbón en unas enormes cribas donde se separan las piezas más grandes que suelen ser de estéril. Si hubiera alguna de carbón se añade manualmente más adelante. Ese conjunto de carbón y escombro sube por una cinta hasta una torreta y pasa por un conjunto de cribas de hasta 120 mm para seguir separando según el tamaño. Después, sube por otra cinta hasta la parte superior del edificio principal que es donde tiene lugar la "magia". Al entrar pasa por una cascada de agua que se encarga de disminuir la cantidad de polvo y donde tenemos una tercera criba que sólo deja pasar los menudos y que irán al primer circuito, mientras que de los menudos hacia arriba irán al segundo circuito (circuito granos de mixtos). Por último tenemos el circuito de finos, que se encarga de aprovechar todo lo que se va con el agua.





CIRCUITO DE MENUDOS



Cintas transportadoras de carbón
Cintas transportadoras de carbón

La mezcla del carbón de pqueño tamaño y agua llega a una caja de menudos dividida en 5 compartimentos (una especie de piscina), con el fondo de rejilla y cubierta de piedras de feldespato. Estas, hacen de filtro y como el estéril pesa más que el carbón, tiende a irse al fondo y pasar a través de la rejilla.
Unos contrapesos introducidos en la mezcla se encargan de moverla y hacen que avance de un compartimento a otro. A medida que pasa al siguiente, hay menos escombro, hasta que llegan al último donde se extrae y cae a unas tolvas para ser cargado en camiones.


CIRCUITO DE GRANOS Y MIXTOS



Tolvas de carga del lavadero de Barruelo de Santullán
Tolvas de carga del lavadero de Barruelo de Santullán

Todo lo que no va al primer circuito, pasa al segundo. Allí hay dos piscinas con agua y magnetita, que se usa para cambiar la densidad del agua y de esta forma hacer que el carbón flote. En cada piscina hay un tambor gigante (como el de una lavadora) con unos cangilones por dentro, asemejando a una noria de agua. En cada piscina tenemos una densidad diferente, por lo que podemos separar perfectamente el escombro y el carbón. 
En la primera piscina, el grano flota y pasa a una canal para ser clasificado posteriormente. El primer tambor recoge el estéril y los mixtos que se han ido al fondo y los pasa a la segunda piscina. Allí la densidad es mayor y flotan los mixtos (parte de carbón y parte de piedra) que salen por una segunda canal para ser molidos y agregados al carbón. El segundo tambor recoge es escombro y lo lleva a un tercer canal que va directamente a la tolva de escombro, para ser cargado en camiones y desechado en la escombrera.
El grano pasa a una tolva y de ahí a la caja de granos, donde los operarios hacen una clasificación manual por tamaños, ayudándose de cribas de diferente tamaño y eliminando la madera y basura que haya llegado hasta allí.


CIRCUITO DE FINOS



Depósitos de agua y "finos" junto al lavadero
Depósitos de agua y "finos" junto al lavadero

El agua utilizada en todo este proceso, está cargada de polvo y pequeñas partículas en suspensión y se almacena en un enorme depósito en el exterior. Una bomba sube todo eso al último de los circuitos, en el que se aprovecha hasta la más pequeña de las partículas de carbón. 
En primer lugar, tenemos un canal con el fondo lleno de "badenes" donde se va quedando el escombro más fino. De ahí pasa a otra máquina que tiene un eje en el que hay 4 ruedas forradas de una tela de aluminio. Dentro de las rudas se provoca el vacío y el carbón se queda pegado a la tela. Al ir girando, saca el carbón del agua y antes de volver a entrar, se rompe el vacío y se despega todo el carbón que cae en otra tolva.

Y esta es la forma en la que en el lavadero de Barruelo,  construido a mediados de los 60, se separaba el carbón. Si quieres saber algo más sobre el proceso de lavado o sobre cualquier otro tema relacionado con el carbón, no dudes en venir a visitarnos al Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán. ¡Te estamos esperando!

Óliver del Nozal