martes, 19 de enero de 2016

El Hacho minero. Una herramienta multiusos.

Hacho minero (CIM Barruelo)
Hacho minero (CIM Barruelo)
Si hay una herramienta que define a un minero de carbón, esa es sin duda el hacho. Se sigue usando a pesar de los avances tecnológicos y es vital para la seguridad y el buen funcionamiento de una explotación.

La diferencia con un hacha tradicional es la presencia de cota en el hacho. La cota es el engrosamiento en la parte trasera del hacho, en el lado opuesto a la hoja y el filo y se utiliza a modo de martillo para, por ejemplo, encajar el poste dentro de la rampla y dejarlo en su sitio.

Dependiendo de la zona, la forma de los hachos puede variar, pero siempre tendrán un mango, una hoja y una cota. La longitud del mango también es muy variable ya que se pueden encontrar desde una longitud poco mayor que la hoja, hasta mangos de 1 metro. Esto es así porque hay capas muy estrechas y se necesitan mangos cortos para poder ser manejados con una mano.


Colección con diferentes hachos mineros (CIM Barruelo)
Colección con diferentes hachos mineros (CIM Barruelo)
Los hachos también variaban en su peso. Al usarlos como martillo, podían llegar a pesar más de 3 kilos para conseguir un golpe efectivo.
Debido a las condiciones de trabajo, eran herramientas muy afiladas ya que en muchas ocasiones se tenían que dar los golpes desde muy cerca (por la estrechez de la capa) o incluso había que dar la entalladura a los postes raspando la madera. 
Hablaremos largo y tendido sobre el posteo y la entibación en otros artículos, pero la entalladura es la forma que se le da a las cabezas de los postes para encajarlos con las demás piezas del posteo.


Entibadores usando el hacho.
Entibadores usando el hacho.
Si quieres ver varios modelos de hachos o aprender más sobre ellos, no dudes en acercarte a conocernos al Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.

Óliver del Nozal