miércoles, 20 de julio de 2016

Mecanizar el tajo. Rozadora, cepillo y entibación automarchante.

Una de las principales razones por las que las minas de Barruelo dejaron de ser rentables ha sido la imposibilidad de mecanizar los tajos. La gran cantidad de grisú que acompaña la hulla barruelana, hace que su extracción tenga que ser manual con martillos neumáticos o picas de mano. El gas se va liberando a medida que se pica el carbón y si picamos muy rápido o en grandes cantidades, la atmósfera se convierte en explosiva. Es por este motivo que en la mayoría de las ramplas de Barruelo no se pudiera picar más de 7 horas.

En las minas que no tienen estos problemas de gas, y siempre y cuando las condiciones sean las idóneas, se pueden instalar rozadoras y cepillos con entibación automarchante.
Ambas máquinas tienen una serie de dientes que van arrancando el carbón de la capa, dejándolo a un tamaño adecuado. Hoy en día casi todas son eléctricas ya que consiguen más potencia que las neumáticas y se pueden usar en capas con potencias comprendidas entre 40 centímetros y varios metros. Elegiremos usar una u otra en función de la inclinación de la capa, utilizando la rozadora en capas superiores a 45º (puede ser algo menos) y el cepillo en las inferiores.
El cepillo debe ir asociado a un sistema de transporte de carbón llamado páncer, ya que a menos de 45º, el carbón no desliza por la rampla y hay que sacarlo. El páncer es una especie de cinta de transporte, pero que en vez de una cinta tiene unas cadenas unidas por unas racletas que son las que se mueven y empujan el carbón.

La entibación automarchante consiste en unas placas que sujetan el techo, soportadas por una serie de estemples hidráulicos creando una zona segura donde se encuentran tanto la maquinaria como el personal. Además, tiene la característica de que con cada pasada de la rozadora o cepillo, avanza de forma autónoma para seguir sacando carbón y dejar que la parte de detrás se hunda de forma controlada. 
Este tipo de sistemas requiere de una inversión muy fuerte y es necesario que puedan acceder a las galerías grandes camiones que transportan las piezas y maquinaria pesada para descargarlas y llevarlas hasta la rampla. Una vez montado, con pocos operarios se consigue sacar mucha más producción, aumentando también la seguridad.

Funcionamiento de una rozadora con entibación automarchante

Montaje de un cepillo con entibación automarchante

Si quieres saber más sobre los sistemas de extracción o cualquier otro tema relacionado con la minería del carbón, no dudes en venir a visitarnos al Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán. ¡Te estamos esperando!

Óliver del Nozal