jueves, 5 de noviembre de 2015

El Autorrescatador; una hora más de vida.

El autorrescatador es una de las diferentes herramientas de que dispone el minero como elemento de seguridad. Se puede definir como un dispositivo de respiración personal, de un solo uso, en caso de que la atmósfera minera se llene de gases tóxicos (CO, grisú...). Mediante un proceso químico, transforma el aire contaminado en aire respirable, con una autonomía de hasta una hora.

Autorrescatadores expuestos en el Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.
Autorrescatadores expuestos en el Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.

Está formado por una caja de metal, normalmente de acero para soportar los posibles golpes, que contiene unas pinzas para la nariz y el dispositivo de "filtración", que se fija a la cabeza con una cinta y se aprieta con los dientes una boquilla por la que se respira.

Autorrescatadores expuestos en el Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.
Autorrescatadores expuestos en el Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.

Desde el momento en el que se empieza a usar el autorrescatador, ya no se puede hablar y el proceso químico aumenta la temperatura del aire inhalado, por lo que mientras la temperatura siga siendo alta, no se debe dejar de usar.
Es un equipo con el que entran todos los mineros y que en muchos casos ha sido clave para su supervivencia.

Si quieres saber más sobre los autorrescatadores, no dudes en acercarte a conocernos en el Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán.

Óliver del Nozal